Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘13. Mundo contemporáneo’ Category

A 70 años del Desembarco:

recordación, diplomacia y multa en dólares

– –

Por Roberto Páez González

– –

 

En torno a las ceremonias conmemorativas del Desembarco de las tropas aliadas en Normandía -a setenta años de estos hechos cruciales en el desenvolvimiento de la segunda guerra mundial- tuvieron lugar gestos y acuerdos claves concernientes al conflicto ucraniano, las alianzas occidentales y el apaciguamiento de las relaciones con Rusia.

De la Operación Neptuno, que fue el inicio de la batalla de Normandía, y de esta batalla en su conjunto, quedaron huellas muy diversas además de haber sido una de la rutas de la victoria de los aliados, como la muerte de 20.000 civiles, cuyo reconocimiento oficial es una première. También murieron 37.000 militares aliados y de 50.000 a 60.000 militares alemanes.

La presencia de 1.800 veteranos fue un factor que convocó a la solemnidad y a un estado de espíritu contrario a que se repitan este tipo de hechos de la historia europea. Con la presencia de 21 jefes de Estado, entre los cuales François Hollande, Barack Obama, David Cameron, Angela Merkel y Vladímir Putin, a los que cabe agregar Petro Poroshenco –que asume hoy la presidencia de Ucrania- las celebraciones tuvieron un giro diplomático de envergadura.

Obama había hecho saber que no quería cenar con Putin en el restaurante parisiense Le Chiberta –esto fue el jueves- y Hollande, después de este dîner, acudió a un souper con Putin en el Palacio del  Elíseo, residencia oficial del presidente de la República francesa.

El presidente de Francia ofició de maestro de ceremonias y logró un cuarto de hora de diálogo entre Putin y Poroshenco, todavía presidente electo de Ucrania, y que a pesar de las reticencias iniciales Obama y Putin conversaran también un cuarto de hora.

Putin expresó que Rusia iba a reconocer el gobierno de Poroshenco y se anunció que enviaría un embajador a su asunción, el sábado 7 de junio.

No significa todo esto que se hayan resuelto los problemas relativos a Ucrania, si bien parecen pasos de desescalada y de promoción de iniciativas diplomáticas. Pero Poroshenco, después de asumir, dijo que no negociaría con los prorrusos y que Crimera era, es y será ucraniana.

Asimismo, Laurent Fabius, el ministro de relaciones exteriores francés, consideró en un reportaje que las condiciones no estaban dadas para que se reintegrase Rusia al G7.

Homenajes y tironeos

Durante el brindis televisado de François Hollande y Elizabeth II, la reina expresó su homenaje a Francia, y lo hizo incluso en francés, después de que su anfitrión evocara una frase de Víctor Hugo, “Inglaterra siempre será hermana de Francia” [1] y afirmara la ambición común de Francia e Inglaterra de “garantizar el porvenir del mundo”.

El esplendor de las ceremonias tuvo múltiples y grandiosas manifestaciones, pero recubre sin embargo lo que menos se dice.

A título de ejemplo, los forcejeos con relación al Tratado transatlántico, que abarcan aspectos culturales, de políticas comerciales y jurisdicción de eventuales litigios, las negativas de Francia y otros países europeos a importar carne de bovinos criados con hormonas, y largos etcéteras.

Y un botón de prueba puede verse en la multa sideral -de más de 10 mil millones de dólares- que el Departamento de Justicia estadounidense pretende aplicar al BNP Paribas, el principal banco francés, por operaciones en dólares que saltaron las sanciones económicas a Cuba, Irán y Sudán, entre 2002 y 2009.

La información fue dada por el Wall Street Journal esta semana. Ese monto, computado en París como extraordinario y desproporcionado, no está definitivamente decidido y es objeto de negociaciones altamente sensibles entre la banca europea y las autoridades norteamericanas.

BNP Paribas corre el riesgo, además, de sufrir una suspensión temporaria de efectuar transacciones en dólares, algo que afectaría gravemente al banco en diversas actividades dentro y fuera de Estados Unidos. Y que constituye una amenaza para la estabilidad del banco y la del sistema financiero europeo.

Lost en translation

Vladímir Putin fue acusado de sexismo por haber dicho durante una entrevista de televisión (TF1) y radio (Europe 1), hablando de Hillary Clinton: “Usted sabe, es preferible no debatir con mujeres”. Pero después se supo que había sido mal traducido y que, en realidad,  habría dicho que era preferible no disputarse con mujeres.

Nubes que se forman y no se disipan del todo…

NOTA

[1]  Victor Hugo. Cromwell. 1827: L’Angleterre toujours sera soeur de la France.

07.06.214

 

Read Full Post »

Les Nymphéas - Claude Monet 038

ARENAS DE ESTE MAYO QUE SE VA

 

– –

Por Roberto Páez González

– –

 

Con la inherencia de que lo que cambia es la luz. Así, también surgen los múltiples matices de los nenúfares, y la conjetura de que cuando solo la luz cambia, todo cambia. Como en la serie de cuadros de Claude Monet, las elecciones europeas reflejaron los matices de un momento político que se presta a acertijos de las más variadas índoles, pero también baliza el terreno de juego de los actores políticos.

En la Francia del domingo pasado, todos los partidos políticos perdieron, menos uno: el Frente Nacional. A la vez, en la febrilidad mediática que suelen desencadenar los eventos electorales, muy pocos se pararon a considerar que con la abstención de un 57 %,  el 25 %  del FN (25 % del 43 %) significa que solo fue votado por poco más del 10 % de los inscriptos.

Detrás del FN, la Unión por un Movimiento Popular (UMP) -de la derecha tradicional y el centro-derecha según se definen en el partido de gobierno del expresidente Nicolas Sarkozy- está en riesgo de implosión (ese 20,3 % a que alcanzaron es indigerible). A lo que se ha sumado el affaire Bygmalion, sobre facturas falsas de la última campaña presidencial de Sarkozy.

El hasta el martes presidente del partido, Jean-François Copé, ha renunciado. Tres exministros serán otros tantos triunviros en la dirección provisional del partido, Alain Juppé, Jean-Pierre Raffarin y François Fillon.

La lista del Partido Socialista apenas consiguió el 14,7 % -resultado inferior a mediocre- pero una vez en el tarmac, los socialistas disponen de la presidencia y el gobierno. La voz de orden es aguantar y la participación del presidente François Hollande en la cita del Consejo Europeo de este 27 de mayo le sirvió para plantear que su país es determinante en la construcción europea, la cual debe disponer de políticas favorables al crecimiento y el empleo, que nada puede quedar para favorecer el ascenso de los extremos antieuropeos y que esa es la cartilla para el presidente de la Comisión que se elija (un proceso de dos o tres semanas).

Los otros resultados destacados son: el 10 % de la alianza del centro MoDem-UDI, el 8,7 % de los Verdes y el 6,6 % del Frente de Izquierda.

Pero si el 25 % del FN en estas elecciones apenas corresponde a un 10 % de los inscriptos, a los demás les cabe menos todavía. La diferencia reside en la capacidad de readaptación de unos y otros, y resulta pueril imaginarse que el PS o la UMP puedan derretirse sin apelar a su potencial, pese a que, como dijera Camus, la estupidez insiste siempre, y la industria del miedo sigue teniendo consumidores ávidos.

El FN encuentra muchas dificultades para constituir un grupo en el Parlamento Europeo porque según los criterios establecidos debe reunir a 25 representantes de siete países diferentes y al parecer solo cuenta con los de cinco. La extrema derecha tienen en común la actitud antiinmigratoria, pero disienten unos de otros sobre el antisemitismo o el ultranacionalismo (Ukip, el Partido popular danés y los Verdaderos finlandeses, rechazan converger con el FN). Asimismo, resulta impensable que en las elecciones francesas de los próximos años se repita la altísima abstención del domingo 25 de mayo de 2014.

Por su parte, los llamados “partidos de gobierno” se encuentran frente a la imposibilidad de seguir como si nada, pareciéndose entre ellos más de la cuenta, uno pretendiendo captar votos de la extrema derecha, otro ambicionando los del centro, sin lograrlo en ambos casos.

OTROS RESULTADOS NOTABLES

En Italia triunfó el Partido Demócrata, del presidente Matteo Renzi, por sobre los euroescépticos de Beppe Grillo. En Gran Bretaña, el eurofóbico Ukip se impuso por sobre laboristas y conservadores, en Grecia la izquierda radical de Syriza superó a la Nueva Democracia, de derecha y el Pasok quedó en cuarta posición, detrás del partido neonazi Alba Dorada. El Partido popular danés  se impuso al socialdemócrata. Podemos, en España, con el 7,9% de los votos, fue la cuarta fuerza.

La composición del Parlamento europeo tras unas elecciones soslayadas por la mitad del electorado resulta muy fragmentada aunque los grandes partidos proeuropeos siguen siendo ampliamente mayoritarios. El Partido Popular Europeo que nuclea a las derechas cuenta con 213 escaños. Los socialistas y social-demócratas tienen 190. Los Liberales, 64. Los Verdes, 53.

La izquierda radical cuenta con 42. El grupo ERC de centro-derecha antifederal y euroescéptico, con el liderazgo del británico Nigel Farage tiene 38…

Está por verse, pues, sobre todo,  quién será el Presidente de la Comisión y con qué hoja de ruta.

MARATON CON EL CLUB

Una negociación larga en años y de unas diecisiete horas para concluirla entre el miércoles y jueves de esta semana.

Aquí, en París, acaba de terminar la negociación de Argentina con el Club de París. La deuda alcanza a 9700 millones de dólares a pagar en 5 años, con un pago 650 millones en julio de 2014 y 500 millones en mayo de 2015. Se realizó sin la intervención del FMI, como lo reclamaba Argentina, lo que constituye una excepción en las prácticas del Club de París y el acuerdo comporta la eventualidad de pagos adicionales si se incrementan las inversiones de países miembros del Club. Si, en cambio, las inversiones adicionales no fueran suficientes para cubrir la deuda total durante los cinco años, Argentina podría postergar  vencimientos por dos años más. El Club aceptó el planteo argentino de sustentabilidad compatible con los vencimientos que el país ya tiene que afrontar.

El acuerdo “no implica condicionalidad alguna para llevar adelante sus políticas económicas. El acuerdo constituye un paso importante para promover la inversión en Argentina”, según el ministro Axel Kicillof.

Cabe recordar que el Club de París surgió precisamente de negociaciones con Argentina, que hasta el derrocamiento de Perón en 1955 no formaba parte del FMI, una de las instituciones establecidas por los acuerdos de Bretton Woods, en una época caracterizada por un exiguo mercado internacional de capitales. La primera reunión del grupo ad hoc se celebró del 14 al 16 de mayo de 1956 en París.

Una posibilidad que aparece es que estos acuerdos puedan tener una repercusión favorable a Argentina en los litigios planteados por los buitres.

A LA CUMBRE DE LOS BRICS

Esta semana también se conoció la invitación a Argentina para participar en la próxima cumbre de los BRICS, el grupo que componen Brasil, Rusia, India, China, Brasil y Sudáfrica. Suponen el 25 % del PBI mundial, el 43 % de la población y el 20 % de la inversión global. Allí revistan, pues, el país más extenso, el más poblado y el principal socio comercial de Argentina.

Sin lugar a dudas, la participación argentina encuentra en el marco de los Brics una amplia perspectiva para el desarrollo de los intercambios Sur-Sur, porque los Brics comercian con monedas locales y el ingreso de Argentina le puede dar oportunidades crediticias, ya que los Brics proyectan crear su propio banco.

Visto desde París, también resulta una buena noticia.

SOULAGES

Soulages

Hace un año, François Hollande había prometido a Pierre Soulages, gran figura de la pintura abstracta, que asistiría a la inauguración de su museo, en Rodez. El pintor tiene hoy 94 años y es un astro que mira la luz en el negro. Promesa cumplida.

Una semana con todos los matices del negro, también, la de Hollande, con los resultados de las europeas, sin haber podido contrarrestar la tendencia del aumento del desempleo, con las más bajas evaluaciones para un presidente de la Quinta República, y aun batiendo sus propios récords.

Dicen que Soulages no estaba muy decidido en esto de su museo. Pero algunos diarios reportaron que el presidente francés dijo:  “Convencer, nunca es fácil. Pero convencer a Pierre Soulages… cuando se ha conseguido la adhesión de Pierre Soulages, se ha hecho lo más difícil, hablo por todos los franceses. Entonces, vamos a empezar por usted”.

En lo “ultranegro”, la célebre invención de Pierre Soulages, Hollande se permitió decir “Del negro viene la luz. Es decir que es posible, siempre, creer en Francia, en este orgullo de Francia. Nosotros creamos cada uno a su modo. El artista, el empresario, el obrero, el actor político… Cada uno crea. Y de este negro brota una luz, la de la esperanza, que debemos mantener unos y otros, por Francia”.

Se puede contar con o sin indulgencia.

30.05.14

Read Full Post »

 

Un 25 de mayo europeo en Francia

 

Por Roberto Páez González

 

Francia electoral

El último sondeo encargado por L’Express a la firma BVA –publicado el 19 del corriente- ubica al Frente Nacional de Marine Le Pen a la cabeza de las intenciones de voto con el 23 %, seguido por el partido del gobierno del expresidente Nicolas Sarkozy, UMP, con el 21 %. El gobernante Partido Socialista alcanza el 17% y la alianza de centro MoDem-UDI un 9,5%, mientras que los ecologistas de EELV tienen un 9% y  el Frente de izquierda el 8%. [1]

Los comentaristas destacan la progresión electoral de la extrema derecha del FN y la baja o hundimiento de los demás partidos, pero de cara al parlamento europeo el FN solo puede aspirar a formar parte de un grupo parlamentario si la extrema derecha europea alcanza o supera el 5% y, además, tendría que conseguir unirse. Pero en el contexto francés opera como un espantajo mediático que testimonia dosis crecientes de rechazo del electorado a las evoluciones de la Unión Europea, y particularmente a su gestión de la crisis desde 2008.

El FN, como otras expresiones políticas xenófobas, cuando no directamente racistas, acusan de todos los males a la inmigración y cuestionan las políticas europeas, especialmente las relativas al llamado Espacio de Schengen. [2] Los países que actualmente lo integran son 26. [3]

De otra parte, la desafección que se registra en el alto abstencionismo de las últimas elecciones, las críticas a “las decisiones de Bruselas” por la política de consolidación fiscal -es decir la austeridad y el desempleo- o el atolladero en el liderazgo francoalemán, generan en Francia un malhumor político en el que ninguna fuerza parece poder proponer una salida aceptable con relación a la deuda soberana, el atasco del crecimiento y la caída del empleo, ni una perspectiva para los jóvenes, cuyo nivel de paro ronda el 24 %.

Sarkozy agita el estanque

A tres días de las elecciones, una tribuna de Sarkozy del 22/05/14 en Le point y Die Welt, sacudió aguas estancadas, llamando a una profunda renovación de la UE como “garante de un modelo de civilización” sobre la base de una “gran zona económica franco-alemana” y la salida del tratado de Schengen, considerando que la situación en que se encuentra la UE es fuente de “exasperación” y “cólera” entre los franceses. Pero afirma también tomar la defensa de Europa: “Tenemos que ser europeos y franceses”, dice, y “refundar nuestra política europea”.

Sin embargo, no dice nada respecto de varios temas de ausencia notable. Uno de ellos : no convoca a votar por la UMP, su partido. Pero aunque ha dejado varios asuntos sin aclarar, veamos primero algunos que sí figuran en su texto.

Critica a Hollande –sin mencionarlo- por falta de liderazgo. Pero si el motor francoalemán no funciona a pedir de boca ello también concierne a la canciller alemana Angela Merkel. Durante el quinquenio de Sarkozy se gestó la expresión Merkozy que los amalgamaba y fue bajo ese liderazgo que se ingresó a un período de turbulencias causados por la crisis, pero que el sistema Merkozy no pudo dirigir satisfactoriamente.

Propone “la creación de una gran zona económica francoalemana”, lo que no parece inmediatamente posible, pero se anota por contraste como candidato presidencial para las próximas elecciones, para tomar la dirección “de los 18 países que componen nuestra unión monetaria”.

En un esbozo de programa, Sarkozy anuncia su intención de eliminar “por lo menos la mitad de las actuales competencias comunitarias”, las que “tendrán que ser asumidas por los Estados nacionales”, dejando para Europa un conjunto de “políticas prioritarias y fundadoras: industria, agricultura, competencia, negociaciones comerciales, energía, investigación”. Y suspender Schengen, un fracaso flagrante, según él, del que el Frente Nacional hizo un espantajo y, a la vez, su banderín de enganche. La idea de Sarkozy es suspender Schengen I y crear un Schengen II al que los países solo podrían adherir tras adoptar una misma politica inmigratoria.

Es lo que, para Sarkozy, permitiría “poner fin al abuso de procedimientos que permite a un extranjero entrar en el espacio de Schengen y, a partir de allí, escoger el país en el que las prestaciones sociales son más generosas”, porque de lo contrario, agrega, “es nuestro pacto social lo que va a explotar”.

El prototipo de la UE de Sarkozy

Además de “la gran zona económica francoalemana”, Sarkozy plantea un zona euro con 18 miembros, dirigida por la dupla francoalemana y una Unión con veintiocho condicionada en el nuevo marco, con una dirección intergubernamental, que ya no requiere –como la Europa de los padres fundadores– que aspire a unir el continente desactivando las lógicas de potencia y de alianza que en el pasado la llevaron a la catástrofe, mediante la transferencia de algunas competencias soberanas a órganos federales separados de los intereses nacionales.

Entre los grandes temas ausentes en esta tribuna de Sarkozy: no hay referencias a la intención de los partidos políticos de imponer al Consejo de Jefes de Estado y de gobierno a sus cabezas de lista como presidente de la Comisión, con el fin de democratizar la Unión.

Y está claro que existe  exasperación y cólera entre los franceses, pero al margen del malestar xenófobo estimulado por los medios, también predomina una sensación de despojo ante las decisiones de Bruselas  de las que el ciudadano de a pie no sabe a ciencia cierta quiénes son los verdaderos responsables. Un sentimiento de indefensión, de no ser ya capaces –los ciudadanos- de proyectar su futuro. En síntesis, un déficit de comunicación y de democracia. Y por añadidura, de credibilidad en la capacidad del sufragio para fijar o corregir rumbos.

La propuesta de Sarkozy implica ir más lejos en la desdemocratización de las instituciones europeas. Pero se presenta como un rasgo del hombre de carácter que –después de estas confusiones causadas por su derrota frente a François Hollande- puede volver a poner orden en la casa.

Las elecciones del 25 de Mayo y después

Celebrada la intervención de Sarkozy por miembros de su partido, UMP, algunos por obligación -como  Jean-François Copé, su actual jefe- pero criticado por voceros de todas las demás formaciones y aun por su exprimer ministro, François Fillon -quien aseveró que “no es el acontecimiento central de la campaña”- la tribuna de Sarkozy parece ante todo una operación  publicitaria destinada a cimentar su candidatura presidencial como inevitable –gane o pierda su partido estas elecciones- cuando todavía quedan por delante tres quintos del quinquenio de Hollande y mostrarse disponible llegado el caso.

Empero, tanto las dificultades para desarrollar el juego democrático en el marco de las instituciones de la UE, como las dificultades de la democracia francesa para hacer frente a sus problemas financieros (déficit y deuda), económicos (reanudar con el crecimiento) y sociales (mantener vigente un Estado de bienestar) replantean el interés por estas elecciones, acaso sobre todo por lo que pueda colegirse a partir de los resultados.

En efecto, no cabe olvidar que existen problemas mayores, baste aquí enumerar la opacidad con la que se tramitan algunos acuerdos de mucha importancia, como el TAFTA [4] o la compleja implementación de la Unión bancaria [5] que ponen a prueba la credibilidad democrática de las instituciones de la Unión, como de los propios gobiernos, habida cuenta de que estos no parecen estar solucionando los problemas para cuya resolución fueron elegidos.

Y también cuestiones que incluyen, pero desbordan el marco europeo, como la influencia descontrolada del capital financiero sobre el productivo,  el productivismo antiecológico, las guerras e hipótesis de conflictos, la desigualdad.

Sin duda, Europa está bastante lejos de observar el enunciado del primero de los derechos del hombre y el ciudadano de 1789:  “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en cuanto a sus derechos. Las distinciones civiles sólo podrán fundarse en la utilidad pública”.

Seguirá pendiente avanzar en ese sentido desde el lunes 26.

NOTAS

1]http://www.lexpress.fr/actualite/politique/europeennes-le-fn-donne-en-tete-par-un-nouveau-sondage_1544435.html#238YOHFRQthslv4b.99

[2] Creado en 1995 por el acuerdo de Schengen para suprimir las fronteras comunes, el espacio de Schengen funciona en términos migratorios como un solo país. Pero hay países de la UE que no forman parte del espacio de Schengen y otros países integrados en el espacio de Schengen que no pertenecen a la UE. Actualmente son 26.

[3]ttp://www.exteriores.gob.es/Embajadas/HANOI/es/Embajada/ServiciosConsulares/Documents/Visados/Visados.Espacio%20Schengen.pdf

[4] TAFTA es el  Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio e Inversión entre EEUU y la UE , en inglés, Transatlantic Free Trade Area.

[5] El Parlamento europeo adoptó el 15 de abril de 2014 un conjunto de textos para completar la Unión bancaria, por la que Europa dispone de un sistema para supervisar a los bancos de la zona euro y tratar las quiebras eventuales, pero cuya implementación se desarrolla en varios años.

23.05.14 

Read Full Post »

Por Jorge Muracciole

Las causas estructurales de la emigración africana

El drama del continente es un tema sin solución para los responsables políticos de la Unión Europea, a días de las elecciones parlamentarias del 25 de mayo.

Por Jorge Muracciole

Desde hace un tiempo a esta parte la prensa mundial refleja en recurrentes publicaciones, la oleada migratoria de miles de africanos que arriesgan sus vidas en el cruce del Mediterráneo, hacinados en embarcaciones precarias como víctimas del negocio inmigratorio.

En un último informe de Frontex, la agencia europea de control de fronteras, se hace saber a la prensa que la presión migratoria en las fronteras comunitarias ha aumentado fuertemente desde lo que va del año 2014. El número de personas en situación irregular detenidas, ascendió a 42 mil entre enero y abril. En el documento se destaca que la región de mayor afluencia de inmigrantes ilegales es el Mediterráneo central especialmente en las costas meridionales de Italia, y el punto de partida de la peligrosa travesía es principalmente el litoral marítimo de Libia, de donde parten miles de emigrantes que recorren inmensas distancias desde diversas regiones del África subsahariana hasta el Cuerno de África. Genéricamente se enuncia en el informe, como principales causas de dicha diáspora poblacional, las guerras internas y las crisis recurrentes en el continente africano.

Lo que no se expresa en dicho documento es la genealogía del drama africano y las raíces de sus causas estructurales. En esa dirección, distintos investigadores coinciden que los orígenes de todos los males son la expoliación de recursos naturales, la falta de voluntad política de las clases dirigentes para reactivar la economía, la escasa incidencia de las inversiones en la actividad productiva, así como el neocolonialismo y la corrupción que han llevado a África a una situación de empobrecimiento forzoso con limitada capacidad de recuperación.

Seguir alarmándose por la creciente ola de inmigración venida de las costas africanas sin modificar las verdaderas raíces del fenómeno es lo que convierte al drama africano en un tema sin solución para los responsables políticos de la Unión Europea.

El continente padece de un enriquecimiento sin desarrollo, que ni los gobiernos autóctonos, las clases dirigentes que conforman las elites políticas, ni las organizaciones internacionales han sabido o querido solventar. En semejantes circunstancias, un número creciente de africanos optan por emigrar en busca de una vida mejor.

La paradoja africana es que distintas regiones poseen enormes riquezas en recursos naturales como oro, platino, cobre, diamantes, uranio, petróleo, gas y coltan o grandes reservas pesqueras tanto de agua dulce como oceánica. A pesar de estos datos objetivos, la pobreza o subdesarrollo forzoso que padece el continente desde hace décadas, es fundamental para comprender por qué se producen las oleadas migratorias desde África. Esta situación se remonta a más de cinco décadas, tras la descolonización, las antiguas potencias coloniales encontraron un nuevo dispositivo mucho más productivo y menos costoso, una situación en la que la explotación de recursos naturales con la complicidad de los gobiernos locales corruptos. Así es como se ha originado un neopatrimonialismo insano, en lugar de un sano desarrollo económico. Lo que se demostró luego de la crisis económica capitalista de los años setenta, que el sistema neopatrimonial era esencialmente incompatible con un desarrollo sostenido, ya que no fue capaz de fomentar el crecimiento económico. La otra gran incongruencia de la realidad del continente es que aunque la inmensa mayoría de su población vive en hundido en la pobreza, sus élites políticas y económicas han acumulado una enorme riqueza. Según Patrick Chabal, reconocido africanista, se calcula que las fortunas ocultas en bancos del exterior, especialmente en Suiza, son equiparables al total de la deuda externa del continente.

Fuente: Tiempo Argentino, 19.05.14

La pregunta que cabe es cómo es posible generar tantas riquezas en semejantes condiciones. De alguna manera la contesta Dan W. Nabudere en su libro Globalización en el África post colonial.

“En primer lugar el continente cuenta con una enorme cantidad de recursos naturales que comercian legal e ilegalmente quienes ostentan el poder. En segundo lugar con los ajustes estructurales implementados desde hace más de una década, lo que han servido es para reforzar la posición de las elites políticas, ya que han puesto en sus manos gran cantidad de recursos financieros y, en tercer lugar, las inversiones que recibe la región, aunque son cuantiosas no se convierten en fuentes de crecimiento económico, en parte debido la ineficiente distribución de los recursos que realiza la clase dirigente.”

En definitiva seguir alarmándose por la creciente ola de inmigración venida de las costas africanas sin modificar las verdaderas raíces del fenómeno es lo que convierte al drama africano en un tema sin solución para los responsables políticos de la Unión Europea, a días vista de la elecciones parlamentarias del 25 de mayo.

Read Full Post »

Siria y el gas sarín

Por Robert Fisk *

¿Hay forma de escapar del teatro de las armas químicas? Primero, la inteligencia militar israelí dice que las fuerzas de Bashar Assad han usado/probablemente han usado/pudieran haber usado/podrían usar armas químicas. Luego Chuck Hagel, secretario estadounidense de Defensa, se aparece en Israel para prometer aún más poder de fuego para el excesivamente armado ejército de Israel –sin mencionar en absoluto las más de 200 cabezas nucleares israelíes– y luego se imbuye de toda la inteligencia israelí sobre el uso probable/posible de armas químicas por Siria.

Y luego el buenazo de Chuck regresa a Washington para decir al mundo que esto es asunto serio. Necesitamos todos los hechos. La Casa Blanca dice al Congreso que las agencias de inteligencia estadounidenses, probablemente las mismas de la inteligencia israelí porque por regla general dicen disparates en tándem, tienen grados variantes de confianza en esa evaluación. Pero la senadora Dianne Feinstein, presidenta del Comité de Inteligencia del Senado –la misma que defendió las acciones de Israel en 1996, cuando masacró a 105 civiles, la mayoría niños, en Qana, Líbano–, anuncia que está claro que en Siria se han cruzado líneas rojas y deben tomarse medidas para prevenir su uso en mayor escala. Y a continuación sale a relucir el más antiguo de los lugares comunes vigentes en la Casa Blanca, hasta ahora usado exclusivamente con respecto al probable/posible desarrollo de armas nucleares iraníes: todas las opciones están sobre la mesa.

En cualquier sociedad normal se encenderían las luces rojas, en especial en las salas de noticias del mundo. Pero no: no-

sotros los escribas recordamos al mundo que Obama dijo que el uso de armas químicas en Siria sería un cambio en el juego –al menos los estadounidenses admiten que es un juego– y nuestros informes confirman que en realidad nadie ha confirmado.

Se usaron armas químicas. En dos estudios canadienses de televisión se me acercan productores mostrando ese mismo encabezado. Yo les digo al aire que haré pedazos la evidencia y de pronto la nota es retirada de los dos programas. No porque no quieran usarla –lo harán más tarde–, sino porque no quieren que nadie dé a entender que son pamplinas.

CNN no tiene esas inhibiciones. Cuando a su reportero en Amman le preguntan por el uso de armas químicas, responde: “No tanto como el mundo quisiera saber… la psique del régimen de Assad…”. Pero, ¿alguien lo ha intentado? ¿O simplemente ha hecho una pregunta obvia que un agente de inteligencia sirio me planteó la semana pasada: si Siria puede causar un daño infinitamente más grave con sus bombarderos MiG (cosa que sí hace), para qué querría usar armas químicas? Y ya que tanto el régimen como sus enemigos se han acusado mutuamente de usarlas, ¿por qué Chuck no tiene tanto miedo de los rebeldes como de la dictadura de Assad?

Todo vuelve al más infantil de todos los lugares comunes: que Estados Unidos e Israel temen que las armas químicas caigan en manos peligrosas. Tienen miedo, en otras palabras, de que esas armas vayan a dar al arsenal de esos mismos rebeldes, en especial islámicos, a los que Washington, Londres, París, Qatar y Arabia Saudita dan respaldo. Y si ésas son las manos peligrosas, es de suponerse que las armas del arsenal de Assad están en buenas manos. Así ocurrió con las armas químicas de Sa-ddam Hussein… hasta que se le ocurrió usarlas contra los kurdos.

Ahora sabemos que ha habido tres incidentes específicos en los que supuestamente se ha usado gas sarín en Siria: en Alepo, cuando ambos bandos se acusaron (de hecho los videos provenían de la televisión estatal siria); en Homs, al parecer en muy pequeña escala, y en las afueras de Damasco. Y si bien la Casa Blanca parece haberlo pasado por alto, tres niños refugiados sirios fueron llevados a un hospital en la ciudad de Trípoli, en el norte de Líbano, con quemaduras profundas y dolorosas.

Pero hay algunos problemas. Los proyectiles de fósforo pueden infligir quemaduras profundas, y tal vez causar defectos de nacimiento. Pero los estadounidenses no sugieren que el ejército sirio haya usado fósforo (que de hecho es un químico); después de todo, soldados estadounidenses usaron esa misma arma en la ciudad iraquí de Faluya, donde de hecho hay ahora una explosión de defectos congénitos.

Supongo que nuestro odio al régimen de Assad se vería mejor reflejado por el horror a los informes de torturas cometidas por la policía secreta siria contra los detenidos. Pero también en eso hay un problema: hace apenas diez años, Estados Unidos sometía hombres inocentes, incluso un ciudadano de Canadá, a Damasco para ser interrogado o torturado por esos mismos policías secretos. Y si mencionamos las armas químicas de Sa-ddam, hay otro inconveniente: los componentes de esas viles armas fueron producidos por una fábrica de Nueva Jersey y enviados a Bagdad por Estados Unidos.

Desde luego, no es ésa la nota en nuestras salas de prensa. Entremos a un estudio de televisión y todos están leyendo periódicos. Entremos en la redacción de un periódico y todos están viendo la televisión. Es ósmosis. Y los encabezados son todos los mismos: Siria usa armas químicas.

Así funciona el teatro.

* De The Independent, de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Fuente: Página 12, 03/0572013

Read Full Post »

Hollande

asume ante los argelinos

la brutalidad de la colonización francesa

 

Por Miguel Mora 
    El presidente argelino recibe a su homólogo francés *

El presidente francés, François Hollande, ha reconocido hoy, en el segundo y último día de su primera visita oficial a Argelia, el “sufrimiento” que infligió al pueblo argelino la colonización francesa. “Durante 132 años”, subrayó Hollande hablando ante las dos Cámaras del país magrebí, “Argelia fue sometida a un sistema profundamente injusto y brutal”. Los parlamentarios argelinos recibieron con aplausos las palabras del jefe del Estado francés, quien evitó pedir excusas -“es mejor decir la verdad que disculparse”-, pero reconoció que Francia renunció a “sus valores universales” durante la represión colonial.

Cincuenta años después del final de la guerra de la independencia argelina, Hollande utilizó el tono solemne de las grandes ocasiones y afirmó: “Reconozco los sufrimientos que la colonización infligió al pueblo argelino”. Enseguida, citó “las masacres de Sétif, Guelma y Kherrata”, tres episodios que “permanecen anclados en la conciencia de los argelinos pero también de los franceses”. “El 8 de mayo de 1945”, afirmó el presidente recordando la matanza en Sétif, “el mismo día en el que el mundo triunfaba sobre la barbarie (en Europa), Francia olvidaba sus valores universales”.

Interrumpido varias veces por los aplausos de los diputados, el jefe del Estado francés glosó también la necesidad de recordar las condiciones en las que se llevó a cabo la descolonización, en el marco de una “guerra que durante mucho tiempo no se ha querido nombrar en Francia”. Hollande aseguró que es un “deber” respetar la memoria de la “violencia, injusticias, masacres y torturas” cometidas durante la colonización.

“La verdad no duele, repara. Y la Historia, incluso cuando es trágica y dolorosa, debe ser contada”

Sin pedir perdón por esos crímenes para no herir la sensibilidad de los viejos combatientes franceses, muchos de los cuales son hoy militantes o simpatizantes de la extrema derecha, Hollande subrayó que los historiadores deben tener acceso a los archivos para que todo el mundo “pueda conocer la verdad”. “La paz de la memoria a la que aspiro reside en el conocimiento y la divulgación de la Historia”, dijo. “La verdad no duele, repara. Y la Historia, incluso cuando es trágica y dolorosa, debe ser contada”, insistió.

Hollande no suele presumir de ello, pero es un apasionado lector de libros de Historia y siempre se ha interesado por la colonización y la descolonización de Argelia. Cuando era estudiante en la Escuela Nacional de Administración (ENA), hizo un periodo de pruebas en Argel. Era 1978. Y el año pasado, nada más vencer las primarias del Partido Socialista y convertirse en candidato oficial a las presidenciales, visitó Argelia y participó en la conmemoración de la masacre de manifestantes argelinos ocurrida en París en 1961, otro oscuro capítulo que envenena la relación bilateral. En octubre de 2012, Hollande se convirtió en el primer presidente francés en condenar la violenta represión de aquella protesta pacífica saldada con decenas de muertos, que París siempre trató de ocultar.

El gran objetivo del viaje a Argel del inquilino del Elíseo es cerrar viejas heridas nunca restañadas entre los dos países de Albert Camus. Una de ellas es el acuerdo de 1968, aun vigente, que regula entre otras cosas los flujos migratorios y la entrega de visados. Hollande no ha querido revisar el viejo acuerdo pero el jueves se comprometió ante el Parlamento a mejorar su ejecución, a “acoger mejor” a los demandantes de visados y a evitarles “obstáculos o humillaciones”.

La nueva consigna de París sobre Argelia es que es preciso cambiar el método de trabajo y avanzar “asunto por asunto”. Otro sin resolver es el de las víctimas de las pruebas nucleares francesas, que todavía esperan a ser indemnizadas. Hollande afirmó el miércoles que la ley que regula esos pagos “debe ser aplicada”.

La visita sirve también para cerrar negocios valorados en unos 10.000 millones de euros. Francia mantiene un saldo comercial positivo con Argelia: es su primer proveedor –le vende productos por valor de 5.000 millones de euros anuales- y su cuarto cliente, con un desembolso anual de 4.600 millones, sobre todo en hidrocarburos. El acuerdo más destacado es el de la apertura de una fábrica de Renault en Argelia. La inversión de 1.000 millones de euro seguirá la regla que rige desde el final de la guerra para evitar la supremacía gala: Argel tendrá un mínimo del 51% en la sociedad.

El viaje de Hollande ha tenido además un fuerte componente simbólico. El presidente recorrió el miércoles las calles de Argel en un coche descapotado junto al presidente Abdelaziz Bouteflika. Pero no resultó fácil saber si el entusiasmo de las masas movilizadas por el poder era o no el reflejo de que se ha abierto una nueva etapa.

En París, Mohamed Zerouki y Hélène Erlingsen-Creste, hijos de sendos combatientes fallecidos durante los ocho años que duró la guerra de Argelia, aprobaron al discurso del presidente. En la emisora France Info, los autores del libro Nos pères ennemis : Morts pour la France et l’Algérie 1958-1959, Zerouki -hijo de un militante del Frente de Liberación Nacional- y Erlingsen-Creste, hija de un soldado francés, dijeron que ver a Hollande pasear por las calles de Argel “fue una imagen fantástica”, y aplaudieron el reconocimiento oficial de la brutalidad colonialista.

“Le digo al presidente ‘bravo, muy bien’. Acabamos de pasar una página. Ahora debemos escribir una nueva en la Historia entre los dos países”, afirmó Zerouki. Hélène Erlingsen-Creste señaló que “ya era hora de que el Estado francés reconociera sus errores”, y criticó la “política postcolonialista” que París ha mantenido hacia Argelia en los últimos años.

Su libro, dijeron, trata de enviar un mensaje de reconciliación y de paz “muy simple”. “Hubo sufrimiento por los dos lados y es el momento de darse la mano y de transformar aquel desastre en una paz verdadera”.

 * Foto AFP
Fuente: El País, 20.12.12

Read Full Post »

Israel va por todo

– –

 Por Atilio A. Boron *

– –

Una vez más las “fuerzas de defensa” del Estado de Israel se aprestan a iniciar una expedición punitiva sobre la Franja de Gaza. Al igual que la infame operación Plomo Fundido, lanzada a finales de diciembre del 2008, también ahora el objetivo es destruir lo poco que ha quedado en pie y podido ser reconstruido de la anterior incursión israelí. Según informara un organismo de derechos humanos de Israel, B’Tselem, el número de palestinos que murieron a causa de aquella operación ascendió a 1387 personas, de los cuales por lo menos 774 eran civiles, aunque se estima que su número podría ser sensiblemente mayor. Del lado israelí se contaron diez soldados muertos y no se reportaron víctimas civiles.

El detonante de la situación actual fue el “asesinato selectivo” del jefe militar de Hamas en Gaza, Ahmed Yabari. En esta supuestamente “quirúrgica” operación militar los daños colaterales fueron considerables: no sólo falleció el asistente de Yabari y una niña que se hallaba en las proximidades, sino que hubo un centenar de heridos producto del estallido del cohete disparado por la aviación israelí en contra del automóvil en que se desplazaba la víctima. Los lectores pueden apreciar por sí mismos la brutalidad de la operación, ejecutada en plena vía pública, en http://www.youtube.com/watch?feature=pla yer_embedded&v=P6U2ZQ0EhN4

¿Cómo sigue esta tragedia? Por los preparativos de Israel y el aumento en el número de reservistas movilizados todo hace suponer que sus tropas procurarán no sólo destruir a Hamas, sino también ocupar en su totalidad la Franja de Gaza, y según los resultados militares que se obtengan de esta aventura (no ajena a las elecciones generales que tendrán lugar en Israel el próximo 22 de enero), no habría que descartar la posibilidad de que ese pequeño territorio en el que se hacinan más de un millón y medio de palestinos en poco más de cuatro mil kilómetros cuadrados sea definitivamente incorporado al Estado de Israel. La desproporción de fuerzas militares es tan abrumadora como la que existe entre las víctimas de uno y otro bando, y el permanente aval de la Casa Blanca al gobierno israelí, ratificado una vez más luego del asesinato de Yabari, ha envalentonado a sus sectores más reaccionarios. No es de extrañar que dos “estados canallas” como Estados Unidos e Israel (y lo son porque sistemáticamente desobedecen las resoluciones de las Naciones Unidas) se confabulen para el crimen. Un crimen que, como lo asegura con razón el diario israelí Haaretz, constituye un serio error estratégico, porque lo único que se logrará es reemplazar a un líder militar por otro, pero al precio de convertir al sur de Israel en una zona de guerra y desencadenar una “escalada de violencia” cuyo principal efecto será “deteriorar la situación en toda la región”. Una operación militar, en suma, grávida de consecuencias que trascienden con creces el conflicto entre israelíes y palestinos y, si tenemos en cuenta lo que está ocurriendo en Siria y la enfermiza obsesión de Tel Aviv por atacar a Irán, puede terminar en una conflagración bélica de incalculables proporciones que modifique, en una dirección por ahora imprevisible, el tablero de la geopolítica mundial.

* Director del PLED, Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini.

Read Full Post »

Older Posts »